Menú
×

La Mesa de Café

¿Cómo trabajan los cascos azules argentinos en el mundo?

El coronel Miguel Salguero, director del Centro Argentino de Entrenamiento Conjunto para operaciones de Paz, contó en Mesa de Café cómo es cumplir una misión en la ONU. "Es enriquecedor", dijo.  

10/07/2020 | 11:41

En una función que no es muy conocida por todos, más de 70 mil argentinos sirven y sirvieron para los cascos azules en las misiones para el Mantenimiento de la Paz que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) mantiene en todo el mundo.

Desde 1958 y hasta la actualidad, miles de miembros de las Fuerzas Armadas Argentinas se alistan para viajar a diferentes partes del mundo como observadores para controlar que se cumplan acuerdos de paz o evitar que se desate una guerra.

En este momento, hay representantes argentinos en Chipre, en la República Centroafricana, en el Líbano y en el Sahara Occidental.

“Son hombres y mujeres de las tres Fuerzas Armadas y personal de Gendarmería que está en otras áreas y que hacen un trabajo de contribución a la paz del mundo”, contó en Mesa de Café el coronel Miguel Salguero, miembro de la Caballería del Ejército y director del Centro Argentino de Entrenamiento Conjunto para operaciones de Paz.

Él es uno de los 300 soldados voluntarios activos y fue asignado en Chipre y el Líbano.

“Me tocó prestar servicios como observador militar. Vamos desarmados a interceder y verificar acuerdos entre las fuerzas beligerantes. Estuve 6 meses en las alturas del Golán para supervisar el cese de fuego entre Siria e Israel. Seis meses más tarde, estuve en el sur del Líbano, que estaba ocupado por Israel. Había que verificar que no se produjeran violaciones a los Derechos Humanos. Es una experiencia enriquecedora para las Fuerzas Armadas”, comentó.

Si bien la mayoría de las veces vuelven a sus hogares ilesos, las Fuerzas Armadas contabilizan 17 de sus integrantes caídos en misiones de paz y otros 10 pertenecientes a Gendarmería.

Las misiones de paz nunca son en lugares fáciles y por eso existen. Están en lugares donde no hay paz o en donde hay que verificar acuerdos para que la paz frágil se mantenga.

Además de un compromiso que asumen de forma voluntaria y que renuevan cada año, los oficiales que deciden participar de las misiones de paz deben entrenarse específicamente para cada una. Por eso se creó el Centro de Entrenamiento en Conjunto para Operaciones de Paz (Caecopaz), el organismo donde desde hace 25 años se entrenan y capacitan los contingentes que son enviados a las misiones de paz de la ONU.

El proceso de entrenamiento es prolongado, debemos complementar nuestras destrezas con 'las azules', que hablan de todo el conocimiento cultural como herramienta operativa para trabajar. Sabemos que algunos gestos o conductas pueden ser no apropiadas para algunas culturas.

"Brindamos conocimientos a través de expertos y profesores militares y civiles. Lo más importante para establecer un vínculo es lograr el acercamiento o la empatía. Cuando uno escucha que otro intenta decir algo en español, a uno le cae bien y eso mismo hacemos”, detalló.

Salguero bromea al decir que en su haber tiene tres fechas de nacimiento: la del día que su mamá lo dio a luz y otras dos que se ganó durante estas misiones. Hay una que la recuerda más que la otra, cuando estaba en el Líbano.

“Con un oficial cruzamos un lugar involuntariamente y no sabíamos que había un explosivo dirigido a una de las fuerzas en oposición. Nos detiene una patrulla y nos dicen que habíamos pasado por eso y que estábamos locos", contó.

No sabíamos. No ocurrió por gracia de Dios y quien tenía que apretar el botón, no lo hizo.

Al ser consultado sobre cómo los ha influenciado el coronavirus, el coronel indicó que tuvieron que reconvertir el proceso de entrenamiento que solía ser de forma presencial.

“Los cursos suelen ser presenciales y de actuación, para que la persona reaccione de cierta manera. Tuvimos que reconvertirlos en cursos online” dijo.

En agosto de este año, 250 integrantes de los cascos azules viajarán a Chipe y estarán 14 días en Caecopaz haciendo cuarentena junto a los instructores.

Entrevista de Miguel Clariá.

Audios

El lunes vuelven a clases presenciales 10.500 alumnos

El conductor del auto en el que iba Blas será querellante

Gastronómicos se rebelaron y adelantaron sus reaperturas

Un equipo del Conicet desmintió más de 100 noticias falsas

"Al otro día, Beirut estaba muerta", dijo una cordobesa

Campagnoli: "La gente no pide una reforma, sino Justicia"

500 mil alumnos podrían dejar la escuela tras la pandemia

Te puede Interesar

Lo Último

Audio

El lunes vuelven a clases presenciales 10.500 alumnos

Audio

Un equipo del Conicet desmintió más de 100 noticias falsas

Audio

500 mil alumnos podrían dejar la escuela tras la pandemia