Menú
×

Mesa de Café

Francia prohibirá destruir los productos que no se vendan

La medida, que ya aplica sobre los alimentos, entrará en vigor en 2023. La consigna es: en vez de destruir, reciclar o donar.

05/06/2019 | 15:41

El primer ministro francés, Édouard Philippe, anunció una medida que según sus propias palabras busca evitar el "despilfarro escandaloso" de las industrias no alimentarias -desde ropa hasta electrodomésticos- que cada año son destruidos porque no se venden.

A partir de 2023, Francia pretende establecer esta medida que ya funciona hace varios años en el rubro de los alimentos. En vez de destruir, la idea es reciclar o donar.

"La medida ha sido muy bien recibida. Todo lo que tiene que ver con el medioambiente va más allá de los partidos políticos", dijo Mario González, concejal de París, miembro del partido opositor al del primer ministro.

"Es una medida muy innovadora porque se expide dentro de la Conferencia de París con el objetivo de evitar el calentamiento del planeta y dentro de la lógica que en Francia hay superproducción y se tratan de instalar círculos virtuosos o economía circular", expresó González.

Según cálculos del Ejecutivo, cada año se tiran o destruyen en Francia 650 millones de euros en productos no perecederos.

"El objetivo es evitar que haya residuos de cualquier tipo: alimentos, industriales y manufacturados", dijo.

A partir de estas medidas, las empresas deberán donar o vender a asociaciones los productos o reutilizarlos, o reciclarlos, bajo sanción si no lo hacen.

"A una empresa no le interesa destruir mercancías que han producido. El valor del monto de los productos que no se venden es de 600 millones de euros que no es nada en comparación a lo que se produce. No deja de ser importante pero si este monto es bajo es porque las empresas ya había tomado las medidas para darles una segunda vida a los productos", señaló.

Según González, ya existe una gran conciencia por parte de las empresas que lleva el nombre de Responsabilidad Ambiental y Social: "Por esto, ya llevaban a cabo proyectos para dar una segunda vida a los productos".

Alimentos

En 2016, Francia aprobó una ley para evitar el desperdicio de alimentos. Esta ley obliga a que los supermercados y las cadenas de restaurantes donen o transformen en abono los alimentos que le sobran.

"No pueden tirar comida y hay controles. Estas leyes lo que hacen es cambiar una lógica que ya estaba cambiando para dejar de producir más de lo que se consume porque económicamente y medioambientalmente no es racional", dijo González.

"Una de las razones por las que se les impide tirar comida es una cuestión de solidaridad y ética. Hay gente que hoy en día que no puede comer y que se destruya comida no se puede admitir en un país moderno. Es algo irresponsable", finalizó.

Entrevista de Miguel Clariá

Audios

La figura del "abogado del niño", más cerca de ser ley

Ex secretarios de Energía proponen reformulación energética

Mondino: "Se están reconfigurando los partidos políticos"

Rescatan a abuelos aislados en la nieve: ella tiene 105 años

Odisea a Chernobyl, recuerdo de "un viaje al pasado"

Obispo descree del vínculo del Papa con la Operación Volver

En Los Tábanos un candidato no se votó ni él mismo

Te puede Interesar

Audio

Francia admite fallas en operativo durante saqueos en París

Lo Último

Audio

Odisea a Chernobyl, recuerdo de "un viaje al pasado"

Audio

Ghiretti: "El apagón demostró la dependencia tecnológica"

Audio

Berensztein: "El triunfo de Perotti es un golpe a Lavagna"