Menú
×

Crisis por el coronavirus

Desesperante relato de una comerciante que no puede abrir

Jimena tiene comercios de ropa, 25 empleados y paga seis alquileres. Pudo hacer frente a los sueldos de marzo, pero no sabe qué pasará con abril. "Estoy sola y me siento devastada", expresó.

17/04/2020 | 15:01

Jimena tiene comercios de ropa en el centro cordobés, 25 empleados y paga seis alquileres. Desde que comenzó la cuarentena preventiva por el coronavirus, tiene sus negocios cerrados y no sabe qué pasará con su sustento y el de sus trabajadores porque las ayudas del gobierno no abarcan a su sector.

“Todos los días es angustiante recibir la llamada de los proveedores y decir por primera vez no puedo hacer una entrega, pagar una factura, decir a mis empleados que no sé cómo pagar abril, porque pagué todo marzo, pero abril no sé”, explicó a Radioinforme 3.

La situación de Jimena también es la de muchos pequeños comerciantes que tuvieron que cerrar sus puertas por el aislamiento y que todavía no saben cuándo podrán volver a reactivar sus ventas.

“Es muy difícil porque las medidas que tomó el gobierno a mi sector no le llegan. Lo único que me llegó es que las cargas sociales de marzo se pasaron para junio y no sé cómo afrontar el pago de alquileres que son carísimos. Llamé a las inmobiliarias el 10 de abril y me exigen el pago a gritos y con maltrato porque todo el mundo está desesperado por cobrar y estoy sola, me siento devastada”, manifestó.

Además, advirtió que el día uno después de la cuarenenta, cuando le toque abrir una persiana le será imposible mantener a todo el personal.

“Son 25 empleados y es muy difícil porque no soy una empresaria que no los conoce. Conozco a la que está embarazada, al que tiene un hijo discapacitado al que le despidieron el marido del trabajo, y cada uno representa un montón de cosas. Sinceramente para mí es un desastre no sé qué vamos a hacer”, planteó.

Frente a este escenario incierto, Jimena pide que les permitan reactivas la economía “un poquito” y tener la posibilidad de vender a través de WhatsApp o Facebook y que se tomen las prendas de vestir como productos de primera necesidad.

Yo no tengo otro interés que cumplir con mis empleados y las demás obligaciones impositivas. Soy una persona que nunca debió nada y no estoy acostumbrada a que la gente me llame a cobrar

“Necesito que nos permitan las ventas con modalidades a reducción y puertas cerradas hay modalidades que se pueden hacer y que no nos ponen en riesgo”, propuso.

“Estamos en el limbo. No sabemos qué vamos a hacer, mis empleados son el capital más importante que me planteé en estos años y esto me quitó siete años de trabajo en un mes. No tenía espalda y no pensé que manteniendo las puertas cerradas de mi local me pudiera atrasar tanto. Es terrible para mí”, concluyó.

Entrevista de Miguel Clariá

Audios

Javier Gómez: “Tuve que reinventarme para seguir viviendo”

El 70% de los alumnos mendocinos mejoraron la lectura

Advierten por un posible rebrote de Covid durante el verano

La Rioja: el Municipio denuncia que Quintela no envía fondos

Cuatro años sin Rafael Nahuel: piden seguridad en Mascardi

Reelección indefinida: Gómez Gesteira abogó por alternancias

Formosa: docente amenazó a un alumno por ir al acto de Milei

Te puede Interesar

Audio

Piquetes en Neuquén: más del 50% de los locales no abrieron

Audio

La Cámara Argentina de Comercio pide reformas estructurales

Audio

Aumentan los casos en Alemania y vuelven las restricciones

Lo Último

Audio

El 70% de los alumnos mendocinos mejoraron la lectura

Audio

Advierten por un posible rebrote de Covid durante el verano

Audio

Cuatro años sin Rafael Nahuel: piden seguridad en Mascardi