Menú
×

La Mesa de Café

Reforma judicial: advierten que CFK busca lograr impunidad

El abogado constitucionalista Daniel Sabsay analizó el proyecto que impulsa el Ejecutivo y advirtió que hay matices que ponen en riesgo la independencia de la Justicia.

27/07/2020 | 12:18

El presidente Alberto Fernández presentará esta semana el proyecto de reforma judicial que busca ampliar el servicio de justicia con un reordenamiento del fuero federal, la puesta en marcha de un sistema acusatorio y la conformación de un consejo asesor de notables, como pilares de la propuesta.

El abogado constitucionalista Daniel Sabsay, en diálogo en Mesa de Café analizó la propuesta del Ejecutivo y advirtió que hay matices del proyecto que ponen en peligro la independencia de la justicia.

“El principio de separación de poderes es clave en un Estado de Derecho porque implica la posibilidad de contar con tres poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) que a su vez se controlan de manera recíproca”, explicó el letrado.

“No es un problema de funciones diferenciadas para un ejercicio más ordenado de las competencias, sino que a cada uno se le asigna un poder para controlarse recíprocramente”, recordó.

En ese sentido, Sabsay indicó que el Poder Judicial es “un poder de control sobre sí mismo, porque controla a quien gobierna en materia penal para intervenir en delitos de corrupción y administración público, sino también en lo contencioso y administrativo, en todo juicio donde está presente el Estado como las contrataciones”.

Una Justicia independiente es clave para este control

“En nuestra Constitución, en el Preámbulo aparece la idea de afianzar la Justicia y en ese mismo texto se prohíbe al Presidente la posibilidad de intervenir en cuestiones judiciales”, recordó.

“La independencia es clave porque es el Poder Judicial es el que nos va a defender cuando estén en juego el ejercicio de alguno de nuestros poderes”, subrayó.

En cuanto a la reforma que impulsa el Ejecutivo, Sabsay consideró que su propuesta “no es prioritaria” para resolver los problemas de la Justicia, porque “lo que se quiere hacer, lejos de mejorar el sistema republicano, va en el sentido contrario”.

Si lo que propongo es ampliar el número de miembros de la Corte, una comisión de asesoramiento desde el Ejecutivo para monitorear cómo funciona y en esa composición pongo al abogado estrella de la actual vicepresidenta -que está involucrada en 12 causas de corrupción-, entonces no me gusta tanto que se modifique porque me doy cuenta enseguida que es para concretar un plan de impunidad

Cabe recordar que, en 2006 -bajo la presidencia de Néstor Kirchner- Cristina Fernández, quien era senadora en ese momento, se opuso terminantemente a la ampliación de la Corte y que se dejaran de cubrir los sillones vacantes de los magistrados.

“Eso había sido una excelente decisión, pero ahora el cambio se da en la necesidad acuciante que tiene la señora de Kirchner de lograr la impunidad porque las causas en las que se la acusan son gravísimas”, planteó.

En esa línea también señaló que la reforma judicial propone llegar hasta 25 miembros al dividir a la corte en salas, y con eso, crear una sala penal que tendría tres miembros y en ese caso bastaría que dos de los penalistas que ella designe, la sobresean para que quede limpio su prontuario.

“Esto es totalmente inconstitucional, las decisiones tienen que ser tomadas por toda la Corte y la Constitución habla de una sola, y por eso sería una decisión desmadrada”, analizó.

Por otra parte, la reforma también apunta a un control de los fiscales al intentar designar a Víctor Abramovich en la Procuración General de la Nación.

“La propuesta de Rafecas como procurador General de la Nación no encuentra los dos tercios porque la oposición está blindada en contra de esa designación, necesitan un procurador porque el que está es independiente, es un hombre de carrera, y por eso le quieren hacer un juicio político”, sostuvo.

“Eso ya lo iniciaron y abrieron una audiencia pública con organizaciones pro K para que tiren toda la tierra contra el procurador actual (Eduardo Casal), iniciar un juicio político para sacarlo por la fuerza u obligarlo a renunciar, con lo que no alcanza porque por abajo está la procuradora fiscal Laura Monti que también es una persona honesta y no sé cómo van a hacer para llegar a Víctor Abramovich, un hombre de la confianza de Horacio Verbitsky, y con esto sería el peor de los mundos”, advirtió.

“Esto es un trabajo de pinzas y se completa con la adopción del régimen acusatorio en procesos penales", explicó y manifestó que con este cambio serían los fiscales los que harían la instrucción en los procesos penales, lo cuál "sería bueno, salvo cuando uno se pregunta qué fiscales”.

“Si son los fiscales que ellos seleccionen para las causas que les interese será el final de los mundos porque tendremos finales cantados”, concluyó.

Entrevista de Miguel Clariá.

Audios

El lunes vuelven a clases presenciales 10.500 alumnos

El conductor del auto en el que iba Blas será querellante

Gastronómicos se rebelaron y adelantaron sus reaperturas

Un equipo del Conicet desmintió más de 100 noticias falsas

"Al otro día, Beirut estaba muerta", dijo una cordobesa

Campagnoli: "La gente no pide una reforma, sino Justicia"

500 mil alumnos podrían dejar la escuela tras la pandemia

Te puede Interesar

Audio

Campagnoli: "La gente no pide una reforma, sino Justicia"

Audio

La titular del TSJ plantea un debate "pluralista y federal"

Audio

Gil Domínguez, a la oposición: "Se opone antes de conocer"

Lo Último

Audio

El lunes vuelven a clases presenciales 10.500 alumnos

Audio

Un equipo del Conicet desmintió más de 100 noticias falsas

Audio

500 mil alumnos podrían dejar la escuela tras la pandemia