Menú
×

Mesa de Café

Dramático relato de un enfermero cordobés en Milán

Nelson Cantarutti trabaja en uno de los centros más afectados por el coronavirus. Según dijo, los hospitales "están colapsados" y el pico más alto se produciría en 10 días.

19/03/2020 | 17:55

Italia está atravesando una situación extrema: este miércoles se registraron 475 fallecidos por coronavirus en tan sólo 24 horas.

La propagación excesivamente veloz del virus produjo que todo el país deba ser cerrado y que se decretara la cuarentena absoluta al menos por 15 días.

Nelson Cantarutti es un enfermero cordobés que trabaja en un hospital de Milán y que todos los días camina hasta su trabajo. Para hacerlo, debe portar un permiso que certifique que su actividad es una de las únicas que autoriza la movilización por la ciudad.

“Mis papás viven a dos cuadras de mi casa y no los veo. Los llamo por teléfono pero, por su seguridad, no voy a su casa. En mi casa vivo con mi familia pero yo estoy en mi habitación. Mis hijos y mi esposa están en la otra parte. Yo salgo del hospital y me meto en mi habitación”, le contó Nelson a Miguel Clariá.

La situación sanitaria en Italia es alarmante: con la multiplicación de los casos, los hospitales se vieron en la obligación de suspender las cirugías y de reasignar dichas camillas a terapia intensiva para atender a los afectados por el virus.

“En este momento, el sistema está colapsado en el sentido de que no hay más camas y los pacientes siguen creciendo. En nuestra terapia, son 10 y están ocupadas con pacientes con coronavirus", dijo.

No se opera más. Al principio, eran todos mayores de 80 años y después empezó a bajar la edad. Ahora hay personas de 40 o 50 años sin patologías. Es un virus nuevo no hay vacuna ni tratamiento.

Al ser consultado sobre cómo se presenta la enfermedad y cómo se atienden a los afectados, Cantarutti expresó: “Empieza como una enfermedad respiratoria que termina con entubación y respirador. Es una pulmonitis atípica y presenta valores extraños en laboratorio. Se están metiendo fármacos como fase experimental. En Nápoles están usando un fármaco contra la artritis que ayuda a mejorar pero no es probado".

Son experimentos que se están haciendo porque es una cosa nueva.

Comentó que en su hospital hay cinco profesionales afectados por la enfermedad y que se están extremando medidas para que el contagio no se extienda.

Si tuviera miedo no estaría ahí. Soy enfermero y no podría estar en otro lugar que no sea la primera línea, metiéndole el pecho al virus. Teniendo los cuidados necesarios estoy tranquilo.

Finalmente, Cantarutti contó cómo comenzó a desplazarse el virus en Italia y pidió a los argentinos que no salgan de sus casas

"Los primeros casos se dieron en Lodi y Bérgamo. El primer paciente afectado fue una persona que acudió a una guardia y, por esto, se contagiaron los enfermeros y la gente que estaba en la guardia. El virus tiene un contagio increíble y lamentablemente va a llegar a la Argentina. Imagínate que no lo pararon las primeras potencias con el sistema que tienen, en Argentina se va a complicar más".

La única solución es quedarse en la casa. Ahora es mejor hacerlo con menos enfermos y contagiados que quedarse con alto índice de contagio.

Entrevista de Miguel Clariá.

Audios

Del convento al Garrahan

Largas filas en bancos del país: 10 mil personas en Córdoba

Repudian el hostigamiento hacia médicos en sus domicilios

Ferro: "Más del 35% de la gente no debía ir al banco"

Paraisópolis, la favela donde los narcos "cuidan" al vecino

La suba de los costos operativos incide en los precios

Dijeron que tenía COVID-19 y amenazaron con quemarle la casa

Te puede Interesar

Audio

Paraisópolis, la favela donde los narcos "cuidan" al vecino

Audio

Dijeron que tenía COVID-19 y amenazaron con quemarle la casa

Lo Último

Audio

Largas filas en bancos del país: 10 mil personas en Córdoba

Audio

Dijeron que tenía COVID-19 y amenazaron con quemarle la casa

Audio

"Toty" Flores no descartó posibles desbordes en el Conurbano