Menú
×

Anthony Burgess / Holanda del '74

La Naranja Mecánica

“Cinco días son para trabajar, como dice la Biblia. El séptimo día es para el Señor, tu Dios. El sexto día es para el fútbol”

19/07/2018 | 16:31

El fútbol nunca estuvo reñido con la biblioteca, mal que le pese a uno o a la otra. Es cuestión de rastrearlo.

Como puntapié inicial propongo una frase de Anthony Burgess. Burgess, nacido en Manchester en 1917 y autor de la extraordinaria Naranja Mecánica, vivió una situación límite que marcó su vida: en 1959 le diagnosticaron erróneamente un tumor cerebral y le dijeron que le quedaban pocos meses de vida. No teniendo gran cosa que legarle a su mujer y temiendo que ésta quedara en la calle, a diferencia de Walter White que se dedicó a hacer metanfetamina en una situación similar, Burgess se puso a escribir y entre 1959 y 1962 publicó siete novelas (incluyendo la Naranja Mecánica). Burgess terminó muriendo en 1993, por lo que se debe haber deleitado cuando vio que usaban el nombre de su creación literaria para bautizar a uno de los mejores equipos de todos los tiempos, la gran selección de Holanda de 1974, liderada por el enorme Johan Cruyff, la Naranja Mecánica del fútbol.

Burgess escribió mucho sobre fútbol, en especial en la década del 70, y nos dejó una frase que hicimos carne todos aquellos que lo hemos jugado de manera amateur: “Cinco días son para trabajar, como dice la Biblia. El séptimo día es para el Señor, tu Dios. El sexto día es para el fútbol”. Cada uno sabrá qué hace los otros seis, pero los futboleros de ley sin dudas respetamos a rajatabla el sábado de fútbol con los amigos.

Audios

Los de afuera son de palo

Creen que se trató de "un tema personal" contra Yadón

Senadora pide esclarecer "pronto" el atentado a Olivares

La UCR decide su permanencia en Cambiemos el próximo 27

Todo lo que hay que saber para votar el domingo en Córdoba

Avanza la misión de la Nasa que desviará un asteroide

Se llama Leonel Messi, es cordobés y la rompe en el campo

Te puede Interesar

Lo Último

Certificado de Defunción de la Pasión