Menú
×

Declaraciones feroces

Salir de caño

25/06/2019 | 14:21

En algún momento de nuestra historia reciente un ministro de economía afirmó que las estadísticas estigmatizan la pobreza.

Extraño silogismo: conocer el número de personas con necesidades insatisfechas, orientaría sospechas contra esos necesitados.

Pero aún desde el absurdo, había un argumento: evitar la canallesca asociación entre pobreza con delito.

Juan Grabois, conocido por su cercanía al papa Francisco y por su acción como dirigente social, ha verbalizado ese prejuicio perverso: "si me hubiese tocado juntar cartones estaría choreando de caño", dice, quien tuvo todas las oportunidades, es abogado, hijo de profesionales, reside en San Isidro y asocia sin sonrojarse la pobreza con el delito armado.

No habla de hurto famélico, de supervivencia desesperada, apunta a quienes empuñan armas y están dispuestos a dispararlas.

Grabois ha construido su carrera política trabajando con personas sumidas en la pobreza que, sin embargo, no delinquen.

Se supone que los agrupa, los lidera para ayudarlos a salir del injusto estado de necesidad que sufren con dignidad. ¿Con una pistola?

Por si alguien no lo sabe o prefiere no saberlo, cuando se "sale de caño", como dice que haría Grabois, a robar armado, dispuesto a matar, las primeras víctimas, las más expuestas y vulnerables no son los que viven en barrios cerrados. Son los más pobres.

Ocultar la pobreza fue cruel, asociarla livianamente con el delito a mano armada, es feroz. 

Audios

FIEL prevé una suba del desempleo en el tercer trimestre

Chofer de Uber cuestionó el aumento en las multas

Imputan en Río Cuarto a jefe de la Federal de Bariloche

Los gallos cantan, los aviones vuelan

Suspenden cuota alimentaria porque su hijo dejó de estudiar

Polémica en el jardín inaugurado por Macri en Tucumán

"Estamos destruidos", dijo familiar del carnicero atacado

Te puede Interesar

Audio

Defienden la aplicación de ley de promoción del software

Lo Último

Audio

Los gallos cantan, los aviones vuelan

Audio

Culpables y responsables

Audio

Jugando sin referí